Pequeños campesinos tienen rendimientos de soja de más de 3.500 kilos por hectárea